Lazos gratinados con tomate y cebolla

Pasta y Pizza

La pasta siempre es un buen recurso en la cocina y hoy en día en cualquier supermercado contamos con una amplia variedad que va desde los macarrones de toda la vida, hasta la pasta rellena. Para preparar la receta de hoy elegí unos lazos de colores combinados con tomate y cebolla pochada. El toque final se lo dio en el horno y abundante queso rallado junto con unos trocitos de queso semicurado. Si ademas lo preparamos en unas cazuelitas de barro individuales, una receta rápida y sencilla, ganará en presencia.

Ingredientes:

  • 220gr. de lazos
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate mediano
  • Aceite de Oliva
  • Queso rallado
  • 2 lochas finas de queso semicurado
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla en juliana y pochamos a fuego medio en una sartén, con 2-3 cucharadas de aceite, hasta que la cebolla este transparente y tierna, aproximadamente 15-20 minutos.

Mientras, en abundante agua, a la que añadimos un chorrito de aceite y sal, cocinamos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante para que quede al dente. Una vez lista la pasta, escurrimos y ponemos en la cazuela de barro.

Añadimos la salsa de tomate, el tomate cortado en dados y la cebolla pochada y mezclamos.

Cubrimos con abundante queso rallado y colocamos en trocitos dos lochas de queso curado sobre la pasta.

Llevamos al horno y gratinamos a 220º unos 15 minutos. Pasado el tiempo sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • Las cazuelas de barro guardan por mucho tiempo el calor asi que se debe tener cuidado a la hora de manipularlas.

.

Pizza de queso Philadelphia y bacon

Pasta y Pizza

Una pizza es un buen recurso cuando una llega tarde a casa y le apetece cenar caliente y dejarse caer en el sofá. Basta con tener una base de pizza en la reserva y echar mano de ingredientes habituales de nuestra despensa o nevera para disfrutar de una buena cena. Unas tiras de bacon, queso philadelphia, salsa de tomate, orégano y unos trocitos de queso curado fueron suficientes ingredientes para preparar esta sabrosa pizza. El bacon cortato gordito y en tiras decidí pasarlo por la sartén para que quedase “crujiente”, pero si preferís saltaros ese paso, bastará con que lo piquéis mas ó bien utilicéis lonchas mas finitas para las que sea suficiente el tiempo de horno.


Ingredientes:

  • Base de pizza mediana
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 7 cucharaditas de queso philadelphia
  • 225 gr. de Bacon
  • Aceite de oliva
  • 4 triángulos de queso curado
  • Orégano

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220ºC

Extendemos salsa de tomate sobre la base de nuestra pizza.

Cortamos las lonchas de bacon en tiritas finas. Calentamos una cucharadita de aceite en una sartén y freímos el bacon vuelta y vuelta (terminará de hacerse en el horno después). Escurrimos el aceite y extendemos las tiras de bacon encima del tomate.

Añadimos unas cucharaditas de queso crema Philadelphia repartidas por la superficie y colocamos los 4 triángulos de queso curado.

Para finalizar, expolvoreamos oregano picado por toda la superficie.

Introducimos la pizza en la base del horno y cocinamos a unos 220-230º aproximadamente 12 minutos.

Notas:

  • Al tratarse de una masa comprada y por tanto mas gordita de las que suelo preparar en casa, cocine la pizza en la base inferior del horno para que la base recibiese calor directo y resultara mas crujiente.
  • Podéis sustituir el queso philadelphia por cualquier otro queso crema que os guste.

.

Carne de cerdo a la barbacoa

Carnes

La carne de cerdo es una de las mas consumidas en el mundo. Es una carne rica en grasas monoinsaturadas, contiene altas cantidades de ácido oleico y una destacable cantidad de proteínas. Ademas de sus propiedades, es una carne asequible para el bolsillo. Su parte trasera es menos grasa y más digestiva por lo que es la mas adecuada y la que he seleccionado para asar en la receta de hoy. Cortada en tiras y acompañada de una salsa barbacoa casera, resultará un riquísimo segundo plato. También se puede acompañar de una taza de arroz para hacer de la receta un plato completo, eso, lo dejo a vuestra elección.

Ingredientes:

  • 600gr. de carne de cerdo
  • 1 cebolla roja grande
  • 2 dientes de ajo
  • 400 ml. de salsa de tomate
  • 1 y 1 / 2 cucharada de salsa inglesa
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cortamos la carne de cerdo en tiras finas y cocinamos en una sarten antiadherente unos 4-5 minutos para que adquieran un poco de color. Retiramos de la sartén y reservamos.

Picamos la cebolla y el ajo. En la misma sartén utilizada para la carne, y con un chorrito de aceite pochamos la cebolla y el ajo a fuego medio hasta que la cebolla esté tierna.

Añadimos la salsa de tomate, la salsa inglesa, el vinagre y salpimentamos al gusto. Cocinamos a fuego lento por 2-4 minutos removiendo la mezcla para integrar los sabores.

Para finalizar, añadimos la carne de cerdo a la salsa. Tapamos la sartén, dejamos hervir y cocinamos durante aproximadamente 15 minutos.

Servimos bien caliente.

Notas:

  • La mezcla se puede utilizar para rellenar bocadillos.

.

Macarrones con espinacas y salmón

Pasta y Pizza

La combinación de espinacas y el salmón a la plancha siempre me ha gustado, tanto por su colorido como por la mezcla de sabores. Ante la falta de cantidad suficiente para servirlo como plato único, decidí utilizar la combinación como guarnición para unos macarrones. Un plato de lo mas completo si tenemos en cuenta el alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3 del salmón, la riqueza en vitaminas y minerales de las espinacas y el aporte de unos pocos guisantes. Para los que no disfruten especialmente de las verduras, un poco de salsa de tomate o queso rallado bastará para camuflarlas.

Ingredientes:

  • 220gr. de macarrones
  • 180 gr. de Espinacas congeladas
  • 2 puñados de Guisantes
  • 2 rodajas de salmón
  • Salsa de tomate (opcional)
  • Queso rallado (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Una vez descongeladas las espinacas, las cocemos en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal unos 5 minutos.

En otro recipiente, una vez el agua esté hirviendo añadiremos los guisantes y los coceremos durante 8-10 minutos aproximadamente.

Mientras en una cazuela con abundante agua y un chorrito de aceite, cocemos los macarrones al dente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocida la pasta, escurrimos y reservamos.

Por último, limpiamos las rodajas de salmón, las cortamos en daditos y cocinamos el salmón a la plancha tras salpimentarlas.

Mezclamos todos los ingredientes y servimos.

Notas:

  • Si veis que alguno de los ingredientes se queda frio bastará con que mezcléis todos los ingredientes en una sarten y los salteeeis unos minutitos hasta que adquieran calor

.

Macarrones con queso ricotta y albahaca

Pasta y Pizza

Hay gente pequeña con la que es dificil acertar, mas si no estan acostumbrado a comer de todo. Es entonces cuando podemos tirar de los macarrones que gustan a casi todos y ademas son rápidos y sencillo de preparar. Lo especial de esta receta es la mezcla de quesos, ricotta, mozarella y parmesano cuyos sabores se mezclan al gratinar la pasta en el horno. En mi caso le he añadido un toque de albahaca, ya que es una hierva aromática con la que siempre cuento en casa y cuyo aroma me encanta.

Ingredientes

  • 300 gr. de macarrones
  • 100 gr. de queso ricotta
  • 1 yema de huevo
  • 225 gr. de Queso parmesano, rallado
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharada de Perejil picado
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 120 gr. de queso mozzarella fresco
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cocemos la pasta en una cazuela con abundante agua siguiendo las indicaciones del fabricante.

Mientras, mezclamos en un bol grande el queso ricotta, la yema de huevo, la mitad del queso parmesano rallado, la nuez moscada y el perejil. Lo salpimentamos al gusto.

Una vez escurrida la pasta la añadimos a la mezcla anterior y revolvemos bien.

Calentamos la salsa de tomate y la añadimos a la mezcla junto con la mozzarella.

Precalentamos el horno a 220ºC y untamos una fuente de horno con aceite de oliva virgen.

Vertemos la mezcla de pasta en la fuente y alisamos la superficie con una espátula. A continuación, espolvoreamos con el resto del queso parmesano. Horneamos aproximadamente 15 minutos. Dejamos que se temple un poco y espolvoreamos con albahaca fresca antes de servir.

Notas:
Las porciones de cada queso son aproximadas. Podéis jugar aumentando la cantidad del que mas os guste o añadir otro 😉

Pasta al huevo gratinada con jamón cocido y queso

Pasta y Pizza

Ayer estaba vaga a la hora de hacer la comida, cocinar para mi sola siempre me ha costado mas. Apuré el tiempo y al final decidí preparar algo rápido. Lo único que tenia claro es que quería que fuese algo gratinado y con mucho queso, así que abrí la nevera y complete la pasta al huevo con unos tacos de jamón cocido y salsa de tomate. Para que el sabor del gratinado fuese aun mas intenso, al queso rallado le añadí unos taquitos de queso manchego como podéis ver en las imágenes. La receta es sencilla y rápida pero me supo de maravilla.

Ingredientes:

  • 80 gr. de pasta al huevo
  • 16 taquitos de jamón cocido
  • Queso rallado
  • Salsa de tomate
  • 1 loncha de 4 mm. de queso semicurado

Elaboración:

En una cacerola con abundante agua, un chorrito de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta aproximadamente 6-8 min, según la recomendación del fabricante.

Mientras en una cazuelita de barro, ponemos salsa de tomate y vamos preparando los taquitos de jamón cocido.

Una vez cocida la pasta la escurrimos, colocamos en la cazuela y mezclamos con el tomate y el jamón cocido.

Sobre la pasta añadimos abundante queso rallado, y sobre este distribuidos unos taquitos de queso.

Introducimos en el horno y gratinamos unos 15 minutos aproximadamente o hasta que el queso se funda a 200ºC.

Notas:
Servir caliente al sacar del horno

Alubias blancas con tomate y pimentón

Legumbres

Como os he dicho ya mas veces, soy una mujer de puchero y platos de cuchara, y me entristece ver que hay gente joven que tira a lo rápido y se olvida de introducir en su dieta las legumbres. Las alubias, nos ofrecen gran variedad de posibilidades en la cocina. Es verdad que requieren estar en remojo horas antes y que la cocción es lenta pero siempre podemos hacer uso de la olla express si andamos justos de tiempo. Cuando el problema del tiempo no existe, me gusta cocinarlas lentamente en cazuela con un buen caldo de pollo como en la receta de hoy, en la que las acompaño de tomate y pimenton principalmente.

Ingredientes (5-6 raciones):

  • 1 cebolla roja
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 360 gr. de alubias blancas (a remojo desde el día anterior)
  • 2 l. de caldo de pollo
  • 1 / 2 vaso de salsa de tomate
  • 400 gr. de tomates
  • 80 ml. de vinagre
  • 30 gr. de azúcar morena
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Picamos la cebolla y el ajo y pochamos a fuego medio en una cazuela grande con dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal. Una vez que la cebolla esté transparente, añadimos el cilantro, el pimentón y el orégano y revolvemos aproximadamente 1 minutos para que todos los sabores se mezclen.

A continuación, añadimos las alubias blancas y la salsa de tomate y mezclamos. Agregamos también el caldo de pollo, los tomates cortados en dados, el vinagre y el azúcar moreno y revolvemos. Llevamos a ebullición y después cocinamos a fuego bajo y con la cazuela tapada entre 2 y 3h, removiendo de vez en cuando. Si viésemos que se ha consumido mucho líquido bastará con que le añadamos un poco mas de caldo de pollo.

Cuando las alubias estén tiernas y la salsa espese, salpimentamos al gusto y removemos. Servimos caliente.

Notas:

  • El tiempo de cocción es aproximado y dependerá de las alubias que utilicemos.
  • Se pueden servir estrellando un huevo en las alubias poco antes de servirlo.

.

Pizza Barbacoa

Pasta y Pizza

Algunas veces en la cocina se busca una receta apetecible y se localizan los ingredientes necesarios y otras veces se hace a la inversa, y se busca una receta que se adecue a los ingredientes que queremos aprovechar. Éste segundo caso fue el que me llevo a cocinar esta pizza barbacoa para aprovechar tanto la carne picada como el pimiento rojo que me había sobrado de otra receta. Solo necesité descongelar una base de pizza que tenia guardada y añadir una cebolla, queso y salsa barbacoa para tener la cena lista en menos de media hora.

Ingredientes:

  • 1 base de pizza
  • 1 cebolla
  • 450 gr. de carne picada de ternera
  • 1/2 pimiento rojo picado
  • 200 gr. de queso rallado
  • 1 bote de salsa Barbacoa
  • Salsa de tomate
  • Orégano
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Picamos la cebolla y el pimiento y rehogamos en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la carne picada y cocinamos unos minutos hasta que esté al punto (no conviene que la pasemos demasiado)

Colocamos la base de la pizza sobre la bandeja del horno. Extendemos salsa de tomate en la superficie y unas cucharadas de salsa barbacoa. A continuación, añadimos la mezcla de carne picada, cebolla y pimiento. Terminamos repartiendo el queso rallado por encima y espolvoreando orégano.

Introducimos en el horno previamente precalentado a 220ºC unos 10-15 minutos.

Retiramos la pizza del horno y añadimos la cantidad deseada de salsa barbacoa.

Notas:

  • Esta vez utilice una base para pizza comprada pero también podéis elaborarla en casa según la receta que subí hace unos meses en el blog (ver receta).

Macarrones con tomate, cebolla y queso

Pasta y Pizza

Ayer necesitaba algo rápido con lo que salir del paso, debido al poco tiempo que tenía para comer. Como casi siempre que me ocurre algo así, me lancé a la pasta y aproveche una salsa de tomate casera que tenia preparada del fin de semana. Una salsa de tomate básica como la que preparé hace tiempo en este mismo blog. Después abrí la nevera y decidí aprovechar un tomate natural, dado que  últimamente se multiplican en la huerta, media cebolla y un trozo de queso curado, demasiado duro ya para comerlo solo. El resultado, tratandose de ingredientes naturales como lo eran la mayoría, una delicia.

Ingredientes (2 personas):

  • 150 gr. de macarrones
  • 1/2 cebolla grande
  • 2 vasitos de Salsa de tomate
  • 1 tomate
  • 12 tacos de queso
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con dos cucharadas de aceite. Cocinamos a fuego suave hasta que esté transparente.

En una cazuela con abundante agua, unas gotitas de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta siguiendo las indicaciones y tiempo recomendado del fabricante.

Mientras aprovechamos para lavar el tomate y cortarlo en tacos al igual que el queso.

En otra sartén calentamos la salsa de tomate a la que añadimos un poco de orégano. Cuando la salsa esté caliente, añadimos los tacos de queso para que se ablanden un poquito.

Una vez esté lista la pasta, la escurrimos y la servimos en los platos. Cubrimos con la salsa de tomate y añadimos encima una montañita de cebolla pochada y los tozos de tomate.

Notas:

  • Es importante tener paciencia a la hora de pochar la cebolla y no subir en exceso la temperatura para que esta no se nos fria.

.

Bonito con tomate

Pescados

El pescado es un alimento habitual en mi casa, donde desde hace algunos años se consume mas que la carne. El bonito es uno de mis preferidos, bien encebollado, bien cocinado como en la receta de hoy con salsa de tomate en cazuela de barro. Es un alimento nutritivo, rico en proteínas y vitaminas A, B, D, y K y que nos aporta minerales como el calcio y el yodo, ácido linoleico y en Omega 3,  útiles estos últimos para reducir el nivel de colesterol. El bonito es un producto estacional que se captura en los meses de verano por lo que debemos aprovechar esta época para degustarlo.

 

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 pimiento verde
  • 200 gr de tomate triturado
  • 1/4 vaso de vino blanco
  • 1 rodaja de bonito
  • Aceite de oliva
  • sal y pimienta

Elaboración:

Picamos la cebolla y el pimiento verde y sofreímos en una cazuela baja con un chorro de aceite de oliva. Pasados aproximadamente 10-15 minutos, añadimos diente de ajo picado y sofreímos unos minutos mas hasta que este adquiera un tono dorado. Agregamos el tomate triturado y el vino blanco y dejamos cocinando a fuego suave.

Mientras, salpimentamos las rodajas de bonito y las freímos en una sartén con muy poquito aceite vuelta y vuelta antes de introducirlas en el tomate donde acabaran de cocinarse. Mantenemos a fuego suave unos 15 minutos. Servimos caliente.

Notas:

  • Para aquellos a quienes no les guste encontrase trocitos de cebolla o pimiento, podemos triturar la salsa de tomate.
  • Por rapidez he utilizado un bote de tomate triturado pero si tenemos una buena salsa de tomate casera ya hecha podemos utilizarla en la receta.

.