Salsa Mery

Salsa Mery

Salsas

La salsa mery es una sencilla salsa de perejil muy típica en España que se suele utilizar para acompañar y condimentar muchos platos, en especial cuando hacemos sepia a la plancha, cefalópodos y aliñar cualquier tipo de pescados. Es la salsa reina de los pescados

Como hacer la salsa mery

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • perejil
  • 1/2 limón
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal

Continue reading

Salsa Pesto

Salsas

El pesto es una salsa típica y originaria de la Liguria, Italia, cuyo ingrediente principal es la albahaca. Además de la albahaca, se muelen piñones y ajo, todo ello aderezado con queso parmesano o de oveja y de aceite de oliva. Es una salsa sencilla de elaborar que tradicionalmente se prepara machacando o moliendo los ingredientes en un mortero, pero para la que podemos utilizar un procesador de alimentos. Se utiliza normalmente para acompañar la pasta pero se le pueden dar otros usos y servirla como relleno de tomates cherry, como acompañamiento de nachos… es cuestión de echarle imaginación.

Ingredientes

  • 2 tazas de hojas de albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 taza de queso de oveja curado ralaldo
  • 1/4 taza de piñones
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

Trituramos la albahaca, los ajos y los piñones hasta conseguir una pasta homogénea en un mortero.

Añadimos la mitad del aceite de oliva y batimos para darle a la pasta una consistencia cremosa. Incorporamos el resto del aceite poco a poco en forma de hilo sin dejar de batir hasta lograr la consistencia adecuada.

Añadimos los quesos y removemos con ayuda de una cuchara de madera.

Salpimentamos al gusto. Probamos para rectificar si fuera necesario.

Notas:

  • Podemos elaborarlo también en un procesador de alimentos, combinando la albahaca, el ajo, el queso y los piñones y añadiendo después poco a poco el aceite de oliva hasta lograr la consistencia deseada.
  • Se puede jugar con la cantidad de aceite hasta lograr el espesor que deseamos, según el uso que vayamos a darle.

.

Salsa Holandesa

Salsas

La salsa holandesa es una emulsión elaborada con mantequilla y zumo de limón que emplea yemas de huevos como agente emulsionante. Es una salsa con ingredientes sencillos pero complicada de preparar y conservar por su inestabilidad. En un primer intento fracasé, después, atendiendo mas a detalles como la clasificación de la mantequilla y la temperatura de elaboración que debe oscilar entre 40 ºC y 70ºC, por fin logré un buen resultado.

Ingredientes:

  • 2 yemas de huevo
  • 250 gr de mantequilla clarificada
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Previamente a la elaboración propia de la salsa, debemos clarificar la mantequilla. Ponemos la mantequilla en un recipiente al baño maría. Sin que el agua llegue a hervir, esperaremos a que la mantequilla se derrita sin removerla. Se crearán dos capas según densidades, una de suero lacteo (al fondo) y otra de grasa y aparecerá una espuma en la superficie. Fuera del fuego, quitaremos con cuidado la mayor cantidad de espuma posible. Una vez limpia de espuma, separaremos las dos capas, bien pasándola por un colador de tela, teniendo cuidado de que no caiga nada del suero que hay en el fondo, o bien con mucho tacto y un cacillo.

Ahora si, montamos las yemas en un bol al baño Maria. Añadimos el zumo de limón y el punto de sal y cuando las yemas hayan duplicado su volumen, integramos la mantequilla clarificada poco a poco, con ayuda de una varilla.

Notas:

  • Por su inestabilidad, debe conservarse hasta el momento de su empleo al baño maría.
  • Cuanto mayor sea la calidad de la mantequilla que utilicemos, mejor será el resultado.

 

Salsa de tomate básica

Salsas

Siempre es útil saber como preparar una salsa de tomate, con la que poder acompañar numerosos platos. Seguramente muchas de las recetas que iré subiendo la incluirán y por eso he pensado que no estaba de mas dedicar un día para aprender como preparar una salsa de tomate básica. Tomates maduros, dientes de ajo, cebolla, sal, aceite y azúcar son los ingredientes básicos, a los que podemos añadir pimiento verde, puerro o incluso zanahoria.

Ingredientes:

  • 2 kg. de tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cebollas medianas
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite de oliva
  • Albahaca

Elaboración:

Picamos las cebollas y las ponemos a pochar en una sartén con un chorro de aceite. Cuando empiecen a adquirir ese tono transparente característico, añadimos los dientes de ajos picaditos.

Cuando el ajo comience a dorarse (el ajo se quema rápidamente por lo que hay que estar atentos) añadimos los tomates troceados, la albahaca fresca picada, la sal y el azúcar para corregir la acidez del tomate. Cocinamos a fuego fuerte 3-4 minutos removiendo constantemente. Después bajamos el fuego y cocinamos otros 40 minutos, hasta que los tomates estén desechos.

Para finalizar, pasamos por un pasapuré, dejamos enfriar y reservamos.

Notas:

  • Es importante dejar enfriar la salsa antes de meterla en la nevera para conservarla. En la nevera podemos conservarla unos 3 días bien tapada. Otra opción es congelarla.
  • Suelo utilizarla también sin triturar, para acompañar muchos platos.

.

Salsa Cesar

Salsas

El verano es tiempo de ensaladas en casa, y una de las que mas se repiten en la ensalada Cesar. Normalmente suelo comprar la salsa Cesar ya preparada, pero no hay como encontrarse sin ella un día, para que una se ponga a investigar como hacerla en casa. Hay muchas versiones, supongo que todo será cuestión de probar y dar con la que mas guste. Por el momento, esta es la única receta que he llevado a la práctica, con buenos resultados.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 100-150 ml. de aceite de oliva
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 anchoillas
  • 1 cucharita de salsa Perrins (salsa inglesa)
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 diente de ajo
  • pimienta

Elaboración:

Pelamos el diente de ajo, le quitamos la zona central y lo picamos. Machacamos en un mortero el ajo junto con 1 o 2 anchoillas y pimienta al gusto.

En un vaso de batidora introducimos la preparación anterior junto con el resto de ingredientes. Metemos el brazo de la batidora hasta que toque fondo. Comenzamos a batir sin levantar el brazo de la batidora hasta que veamos que la mezcla emulsiona. Cuando en el fondo veamos la mezcla completamente emulsionada, comenzamos a elevar el brazo poco a poco. Finalizamos con unos movimientos arriba-abajo.

Notas:

  • Tras hacerlo he leído que se obtiene un mejor punto si introducimos el huevo en agua, una vez esta comience a hervir, 20 segundos. La próxima vez, probaré.

.

Nachos con salsa de guacamole

Salsas Tapas y aperitivos

Sin duda lo que mas me gusta de comerme unos nachos, es la variedad de salsas con que pueden acompañarse. Acostumbrada a comprarlas, un día me dedique a investigar por diferentes blogs la manera de hacer una de mis preferidas, la de guacamole. El Guacamole es una salsa preparada a base de aguacate o palta, tomate y chile en su receta original. En México la utilizan para acompañar todo tipo de tacos, tortas y otros guisos de carnes rojas principalmente.  Ésta, es la versión con la que me quedé tras varias pruebas.

Ingredientes:

  • Nachos
  • 3 aguacates medianos
  • 1/2 cebolleta pequeña
  • 1 tomate maduro
  • Zumo de ½ limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 chile picante
  • Cilantro (opcional)

Elaboración:

Escaldamos el tomate maduro en agua hirviendo durante unos segundos. A continuación escurrimos y sumergimos en agua fria, para poder pelarlo con mayor facilidad. Quitamos las pepitas y picamos en trocitos.

Picamos la cebolla y la introducimos en un cuenco en el que añadiremos el zumo de medio limón, el tomate troceadito, una pizca de cilantro picado, el chile cortado en trocitos pequeños y una pizca de sal.

Partimos el aguacate cortándolo alrededor del hueso y separando las dos mitades. Pelamos y cortamos la pulpa en trocitos y lo añadimos al cuenco, mezclándolo bien con el resto de ingredientes. Trituramos la mezcla hasta que alcance la consistencia que deseamos, ó aplastamos ligeramente con un tenedor.

Para finalizar añadimos un chorrito de aceite de oliva, muy poquito, y dejamos reposar en la nevera media hora como mínimo antes de servir junto a los nachos.

Notas:

  • Es importante que los aguacates estén maduros, en su punto para consumir ese día. Si tenéis la suerte de contar con una frutería de confianza, seguro que como a mi saben daros la fruta que necesitáis.
  • El cilantro tiene mucho sabor por lo que recomiendo que si no lo usáis habitualmente, pequéis de quedaros cortas la primera vez, al igual que con el chile picante.
  • Suelo utilizar generalmente poca sal en la cocina, si es también vuestro casoesta es una de esas recetas en las que se puede surpimir.

.

Montadito de pechuga de pollo, cebolla pochada y lactonesa

Salsas Tapas y aperitivos

No si os pasará como a mi, que los viernes y domingos me apetecen cenas diferentes, mas de picoteo, relajadas y de las que se alargan. Muchas veces abrimos la nevera, echamos un vistazo y vamos montando algo con lo que tenemos, sin mucha preocupación. En este caso tomate, pechugas de pollo, y cebolla, acompañadas de tomate frito y lactonesa hecha en casa para que aquellos que no puedan comer huevos, puedan disfrutar igual, y con la que evitamos los problemas que pueda causar en la mayonesa, el calor en ésta época.

Ingredientes (2 personas):

  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 2 filetes de pechuga de pollo grandes
  • 1 tomate grande
  • 2 cebollas medianas
  • Pan rallado
  • Pimienta y sal
  • Aceite de oliva
  • Tomate frito o salsa de tomate

Para la lactonesa:

  • Leche evaporada
  • Aceite de girasol
  • Vinagre o zumo de limón
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos, ya que es lo que mas tiempo nos llevará, pochando la cebolla en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Lo haremos con paciencia a fuego medio hasta que este tierna y adquiera ese color característico.

Mientras, lavamos el tomate, lo cortamos en rodajas y reservamos.

Para hacer la lactonesa, colocamos en un vaso de batidora, 1 medida de leche evaporada, sal, y 2-3 medidas de aceite. Introducimos la batidora, la pegamos al fondo y comenzamos a batir sin mover el brazo de la batidora un minuto. Comenzamos a levantar despacio el brazo de la batidora y a medida que vemos que se liga, movemos arriba y abajo para que termine de ligar. Para finalizar, echamos un chorrito de vinagre o zumo de limón con el que la mezcla espesará un poquito y volvemos a batir con movimientos arriba-abajo. Reservamos.

Salpimentamos las pechugas, las pasamos por pan rallado y las freimos en aceite bien caliente.

Ponemos en cada plato una rebanada de pan de molde y lo untamos con un poco de salsa de tomate bien repartida y añadimos las rodajas de tomate. Cubrimos con lactonesa, colocamos las pechugas de pollo encima y para finalizar, la cebolla pochada.

Notas:

  • Las medidas de la lactonesa son aproximadas, ya que siempre lo hago a ojo. Recomiendo poner únicamente dos partes de aceite en un principio y una vez ligado si fuera necesario añadir mas hasta obtener la textura deseada.
  • Suelo utilizar al igual que Pam de molde una rebanada de pan de pueblo tostada en el horno.

.

Salsa de manzana

Salsas

La salsa de manzana es un buen acompañamiento para cualquier carne a la parrilla o pollo. Al tener en su composición gran cantidad de agua, la manzana resulta ligera e hidratante. Particularmente, suelo utilizar para el tipo de salsa que hoy os invito a preparar, manzanas Royal Gala o Reinetas. Las primeras, de color rojo anaranjado, son muy aromáticas y la reineta es muy jugosa y cuenta con un sabor dulce y un punto ácido. Podéis experimentar con otras clases de manzana, teniendo en cuenta que cuanto mas sabrosa y en mejor punto estén, mejores resultados obtendréis en la salsa. Necesitaréis unos 40 minutos para completar la receta, ya que la manzana suele tardar en cocer y reblandecerse una media hora.

Ingredientes:

  • 4 manzanas
  • ½ limón.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cebolleta
  • Aceite de oliva
  • 100 ml. de caldo de carne.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal.

Elaboración:

Pelamos las manzanas y las cortamos en 4-6 trozos. Las ponemos en una cazuela a cocer a fuego lento junto con el azúcar y el zumo de medio limón, durante 30 minutos aproximadamente.

Por otra parte, cortamos la cebolleta fresca en brounoisse (cuadradito pequeño) y la sofreímos con un poco de aceite de oliva hasta que dore. Una vez dorada, añadimos el caldo de carne y el vino blanco y dejamos reducir hasta la mitad de su volumen. Probamos y salamos.

Cuando tengamos cocinada nuestras manzanas, las añadimos al sofrito y hervimos 5 minutos la mezcla, trituramos la crema de manzana y dejamos templar.

Nota:

  • A la hora de servir, se puede decorar la salsa con unos cuadraditos de manzana salteados en una sarten con mantequilla y espolvorear con canela.

.

Albóndigas con queso y salsa de tomate

Carnes Salsas

Las albóndigas es una receta habitual en muchas casas y para la que cada cual tiene sus propios truquillos. En una receta fácil, rápida de hacer y que podemos dejar preparada de víspera. En la tarea además, pueden colaborar los niños, a los que generalmente mancharse las manos y ayudar a hacer bolitas les suele gustar, a mi al menos me gustaba. El queso les da un toque diferente, y la base de las albóndigas no deja de ser la misma, al igual que los pasos para hacer una buena salsa de tomate casera.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 400 g. de carne picada (mezcla de ternera y cerdo)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 15 g. de miga de pan remojada en leche
  • 80 g. de pan rallado
  • 12 taquitos de queso
  • Harina
  • Sal
  • perejil

Para la salsa de tomate:

  • 2 kg. de tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cebollas
  • Sal, aceite y azúcar

Elaboración:

Salsa de tomate

Picamos las cebollas y los ajos y los ponemos a pochar con un par de cucharadas de aceite en una sartén. Cuando ya adquieran un color dorado, añadimos los tomates troceados, la sal y el azucar para quitar la acidez del tomate. Dejamos en el fuego durante 40 minutos y para terminar pasamos por el pasapuré y reservamos.

Albóndigas de queso

Picamos la verdura y añadimos la carne (que previamente habremos salado), el pan rallado, la miga de pan remojada en leche, los huevos y una pizca de perejil picado. Mezclamos todo bien con las manos y hacemos las albóndigas de tamaño medio, a las que introduciremos el queso. A continuación, pasamos las albóndigas por harina y las freímos en abundante aceite a fuego lento.

Por último, introducimos las albóndigas en la salsa de tomate previamente preparada, durante 20 minutos aproximadamente, a fuego lento.

Nota:

  • Suelo utilizar queso de nata para las albóndigas porque tiene un sabor suave y es muy tierno pero podéis jugar con el que mas os guste.

Fondue de carne con salsas

Carnes Salsas Tapas y aperitivos

Hoy os dejo unas fotos de la primera fondue en la que he participado. Hasta hace poco no sabía ni lo que era una fondue, me invitaron a cenar y la verdad es que resultó muy divertido y estaba todo riquísimo.

Me explicaron que la fondue se puede hacer de carne, de quesos, de chocolate…Ese día se trataba de la fondue de carne.

Como podéis ver en las fotografías cortaron varios tipos de carne en trocitos que se sirven crudos.

Por otra parte prepararon salsas rojas y salsas blancas, este día prepararon 4, las podéis encontrar en los siguientes enlaces: salsa bechamel, salsa de queso y setas, salsa de pimiento morrón y salsa de tomate.

Se coloca «alcohol de quemar» en el objeto específico para ello y se prende el fuego tal y como se aprecia en la fotografía. Colocas el recipiente superior de la fondue lleno de aceite de oliva (previamente calentado, con nuestro fuego lo que hacemos es mantener el calor).

Pinchas un trozo de carne con unos palos largos que van incluidos con la fondue, lo introduces en el aceite y enseguida se habrá cocinado, mojas la carne en las salsas. Acompañar si se desea con pan, así mientras se hace el trozo de carne, puedes ir mojando pan en las salsas.

Una buena receta para preparar estas navidades y disfrutarla en compañía de vuestros familiares y/o amigos.

¡Riquísimo! ¡Eso sí, no veas como te pones!