Lazos gratinados con tomate y cebolla

Pasta y Pizza

La pasta siempre es un buen recurso en la cocina y hoy en día en cualquier supermercado contamos con una amplia variedad que va desde los macarrones de toda la vida, hasta la pasta rellena. Para preparar la receta de hoy elegí unos lazos de colores combinados con tomate y cebolla pochada. El toque final se lo dio en el horno y abundante queso rallado junto con unos trocitos de queso semicurado. Si ademas lo preparamos en unas cazuelitas de barro individuales, una receta rápida y sencilla, ganará en presencia.

Ingredientes:

  • 220gr. de lazos
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate mediano
  • Aceite de Oliva
  • Queso rallado
  • 2 lochas finas de queso semicurado
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla en juliana y pochamos a fuego medio en una sartén, con 2-3 cucharadas de aceite, hasta que la cebolla este transparente y tierna, aproximadamente 15-20 minutos.

Mientras, en abundante agua, a la que añadimos un chorrito de aceite y sal, cocinamos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante para que quede al dente. Una vez lista la pasta, escurrimos y ponemos en la cazuela de barro.

Añadimos la salsa de tomate, el tomate cortado en dados y la cebolla pochada y mezclamos.

Cubrimos con abundante queso rallado y colocamos en trocitos dos lochas de queso curado sobre la pasta.

Llevamos al horno y gratinamos a 220º unos 15 minutos. Pasado el tiempo sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • Las cazuelas de barro guardan por mucho tiempo el calor asi que se debe tener cuidado a la hora de manipularlas.

.

Sepia encebollada

Pescados

Tiendo a utilizar muchísima cebolla en la cocina, me encanta el sabor que le da a los platos y por eso procuro no quedarme sin ellas. Este fin de semana una amiga me trajo algunas cebollas rojas de la huerta y no me pude resistir a hacer algo con ellas. Aprovechando que tenia unas sepias de ración en el congelador, que en su momento compre aprovechando su buen precio, cociné para cenar estas sepias encebolladas con pimentón. Un plato riquísimo y muy sabroso para finalizar bien el día.

Ingredientes:

  • 3 sepias (de ración)
  • 3 cebollas
  • 1 tomate pequeño maduro
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Elaboración:

Picamos la cebolla en juliana y la ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite.

Mientras, limpiamos y troceamos las sepias. Agregamos los trozos de sepia a la cazuela y cocinamos a fuego lento unos minutos hasta que adquieran «color».

En ese punto, añadimos el tomate pelado y troceado y rehogamos la mezcla sin dejar de remover, ayudándonos con una cuchara de madera.

Como toque final, agregamos el pimentón dulce y rectificamos de sal. Cocinamos a fuego lento con la cazuela tapada unos 50 minutos o hasta que la sepia esté tierna, removiendo de vez en cuando.

Apagamos el fuego, dejamos que repose destapado un par de minutos y servimos.

Notas:

  • El tiempo de cocción dependerá de la sepia y de la cantidad que preparemos.

.
He tenido problemas con la cámara. Intenté encontrar una foto parecida a mi resultado y di con ella en ‘A buen hambre no hay pan duro

Cubo de queso y tomate

Ensaladas

Muchas veces lo curioso de una receta no son sus ingredientes, ni su manera de cocinarlo, sino la presentación. Hace algunos días, echando un vistazo a algunos blogs de cocina y curiosidades, descubrí una forma original de presentar nuestra ensalada. Se trata, tal como sugerían en ‘Carrie Leber public relations… The blog’, de ordenar y alternar trozos de tomate de ensalada y queso, de manera que formen un cubo. Para que fuera mas cómodo comerlo sin tener que «romper» el cubo, añadí posteriormente unos palos de brochetas que unían cada fila. Una buena idea para sorprender, sin duda.

Ingredientes:

  • Queso (única o diferentes variedades)
  • Tomate natural
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de modena
  • Albahaca o hierbabuena

Elaboración:

Cortamos 13 trozos de queso de forma cuadrada y los reservamos. Hacemos lo mismo con el tomate, cortando en este caso 14 trozos.

Por otro lado, preparamos una vinagreta con aceite de oliva virgen extra, vinagre (doble de aceite que de vinagre), sal, pimienta y oregano.

Disponemos la primera altura con 4 trozos de queso y 5 de tomate y regamos con nuestra vinagreta ligeramente. Repetimos el proceso con la segunda y tercera altura disponiéndolas tal como se intuye en la foto y regándolas con nuestra vinagreta.

Finalmente, adornamos con unas hojitas de albahaca o hierbabuena y pinchamos palos de brocheta pequeños encada fila para comerlos mas cómodamente.

Notas:

  • Es importante regar cada capa para luego no tener que mezclar y romper nuestro cubo.

.

Mermelada de tomate

Mermeladas y Conservas

Nunca se me había ocurrido aprovechar el tomate de la huerta para elaborar mermelada hasta este año. Con la cantidad de fruto que han dado las plantas, no me ha quedado otro remedio que agudizar el ingenio, para no aburrirnos preparándolo siempre de la misma manera. Tras leer varias recetas y coger un poquito de cada una, este fué el resultado teniendo como ingredientes tomates, azúcar y un limón.

Ingredientes:

  • 500 gr. de tomates pelados y sin pepitas
  • 125 gr. de azúcar moreno
  • 125 gr. de azúcar
  • Zumo de medio limón

Elaboración:

Hacemos unos cortes transversales en cruz en la piel de los tomates y los escaldamos 30 segundos, para que sea mas fácil pelarlos. Una vez pelados, quitamos las semillas. Debemos conseguir 500gr de peso de tomates «limpios». Los cortamos con ayuda de un cuchillo en trocitos pequeños y los colocamos en una cazuela alta.

Añadimos la mitad de su peso en azúcar, 125 gr. de azúcar blanco y 125 gr. de azúcar moreno, y mezclamos bien.

Dejamos reposar la mezcla 1/2 hora y pasado el tiempo, añadimos el zumo de medio limón.

Ponemos a fuego medio durante 10 minutos, retirando si fuera necesario la espuma que se forme en la superficie. A continuación, subimos el fuego hasta que mezcla hierva y removemos continuamente durante 5 minutos.

Bajamos el fuego y cocinamos hasta que la conserva tenga la consistencia adecuada. Deberá estar espesa pero conservar un poquito de líquido para que al enfriar no se quede seca o endurezca. Según el agua que tengan los tomates, nos llevará mas o menos tiempo (en mi caso fueron 45 minutos).

Una vez lista, dejamos que se temple y la introducimos en una bote esterilizado llenándolo hasta el borde y cerrándolo herméticamente.

Notas:

  • Para esterilizar los botes, basta con introducir tanto botes como tapas en una olla con abundante agua y hervir durante 10 minutos. Para evitar que los tarros se golpeen y rompan podemos envolverlos en paños.
  • Si deseamos eliminar los trocitos basta con pasar la mezcla por la batidora.

.

Tallarines con gambas a la marinera

Pasta y Pizza

Un paquete de pasta es algo que nunca falta en mi despensa. Cuando una tiene pocas de cocinar o tiene el tiempo justo para pensar, un buen plato de pasta siempre es un buen recurso. Aprovechando unas gambas congeladas, algún tomate de los que la huerta nos sigue nutriendo, y un poco de perejil del jardín, preparé estos tallarines con gambas a la marinera que ojee en una revista aunque con alguna pequeña modificación. Un plato sencillo, ligero y sabroso.

Ingredientes (2 personas):

  • 175 gr. de tallarines
  • 1 cebolla
  • 12 gambas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1/ vasito de vino blanco
  • 1 ramita de perejil
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y rehogamos la cebolla bien picadita hasta que esté transparente. Añadimos entonces, el ajo picado, el tomate rallado y las cabezas de gamba y cocinamos un par de minutos mas.

Vertemos el vino blanco y cocinamos a fuego fuerte durante 2 minutos mas para que reduzca. Salpimentamos, pasamos la salsa por un chino y reservamos.

En la misma sartén, calentamos otras dos cucharadas de aceite y salteamos las gambas durante 4-5 minutos. Salpimentamos, añadimos de nuevo la salsa y cocinamos 2 minutos mas para que los sabores se mezclen.

Mientras, cocemos los tallarines en abundante agua según las instrucciones del fabricante en cuanto a tiempo de cocción.

Tras escurrirlos, servimos junto a la salsa de gambas y espolvoreamos con abundante perejil picado.

Notas:

  • Las gambas frescas siempre le darán un mayor sabor al plato que las congeladas que son las que he utilizado en este caso.

Sopa de tomate

Cremas y Sopas

Desde que la huerta comienza a dar tomates, hasta el fin de temporada, una debe pensar la forma de cocinarlos cada día de diferentes formas para no aburrirse y no desaprovechar ninguno. En la preparación de salsa de tomate para embotar, se aprovechan los mas maduros, el resto normalmente se consumen en diferentes tipos de ensalada. Hace una par de días, con el objetivo de hacer algo diferente con ellos, preparé esta sopa de tomate refrescante, ligera y rápida de preparar.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 650 ml. de caldo de verduras (o de pollo)
  • 7 vasos de tomates picados
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de albahaca fresca
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 60 ml. de leche
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Picamos la cebolla y los dientes de ajo y los cocinamos a fuego medio en una cazuela con el aceite, hasta que la cebolla esté pochada o transparente.

Añadimos la mantequilla y removemos hasta que se derrita. A continuación, añadimos la harina y mezclamos todo. Cocinamos la harina un par de minutos.

Incorporamos el caldo, removiendo para integrarlo a la mezcla y a continucación, los tomates, el vinagre, la albahaca, el pimentón y la sal y pimienta al gusto.

Llevamos a ebullición. Después bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 15 minutos o hasta que los tomates estén cocinados.

Retiramos del fuego, incorporar la leche y con una licuadora o bien con batidora y chino procesamos la sopa hasta que quede suave.

Servimos caliente.

Notas:

  • Las cantidades son aproximadas, a la hora de elaborar la receta no contaba con el peso, y medí el tomate por vasos de agua para tener una referencia.
  • Que muy rica la sopa acompañada con trocitos de queso, o queso rallado.

.

Macarrones con tomate, cebolla y queso

Pasta y Pizza

Ayer necesitaba algo rápido con lo que salir del paso, debido al poco tiempo que tenía para comer. Como casi siempre que me ocurre algo así, me lancé a la pasta y aproveche una salsa de tomate casera que tenia preparada del fin de semana. Una salsa de tomate básica como la que preparé hace tiempo en este mismo blog. Después abrí la nevera y decidí aprovechar un tomate natural, dado que  últimamente se multiplican en la huerta, media cebolla y un trozo de queso curado, demasiado duro ya para comerlo solo. El resultado, tratandose de ingredientes naturales como lo eran la mayoría, una delicia.

Ingredientes (2 personas):

  • 150 gr. de macarrones
  • 1/2 cebolla grande
  • 2 vasitos de Salsa de tomate
  • 1 tomate
  • 12 tacos de queso
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con dos cucharadas de aceite. Cocinamos a fuego suave hasta que esté transparente.

En una cazuela con abundante agua, unas gotitas de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta siguiendo las indicaciones y tiempo recomendado del fabricante.

Mientras aprovechamos para lavar el tomate y cortarlo en tacos al igual que el queso.

En otra sartén calentamos la salsa de tomate a la que añadimos un poco de orégano. Cuando la salsa esté caliente, añadimos los tacos de queso para que se ablanden un poquito.

Una vez esté lista la pasta, la escurrimos y la servimos en los platos. Cubrimos con la salsa de tomate y añadimos encima una montañita de cebolla pochada y los tozos de tomate.

Notas:

  • Es importante tener paciencia a la hora de pochar la cebolla y no subir en exceso la temperatura para que esta no se nos fria.

.

Hojaldres rellenos de carne con especias

Carnes

Los hojaldres rellenos son una muy buena opción para aprovechar todo aquello que tengamos por casa y que queramos gastar. En este caso, aproveche un paquetito que encontré en el congelador de carne picada, a la que añadí cebolla, tomate y algunas especies. Una receta rápida y sencilla de la que pueden prepararse muchísimas variedades.

Ingredientes:

  • 1 lamina de hojaldre
  • 1 huevo batido
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 vasitos de carne picada
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 vasito de tomate
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta molida opcional
  • Comino molido
  • 2 cucharadas de hojas de cilantro
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Sal

Elaboración:

Calentamos el aceite en una sartén y sofreimos en el la cebolla y el ajo picados. Cuando este la cebolla casi pochada agregamos la carne, la pimienta, el comino y el tomate y terminamos de hacer tapando la sartén.

Cuando la carne esté hecha, añadimos el zumo de limón, mezclamos y retiramos del fuego. Agregamos entonces las hojas de cilantro y dejamos enfriar la masa antes de rellenar nuestros hojaldres.

Extendemos la lamina de hojaldre (previamente descongelada) y cortamos en cuadrados la masa. Ponemos el relleno en el centro y doblamos formando un triángulo, presionando los bordes con un tenedor y untando con yema de huevo los hojaldres.

Dejamos reposar en la nevera unos minutitos mientras precalentamos el horno a 190º.

Colocamos los hojaldres en la bandeja de horno sobre papel de horno y cocinamos unos 15 minutos, hasta que se inflen y adquieran un tono dorado.

Sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • Es importante dejar reposar nuestros hojaldres en la nevera antes de introducirlos en el horno.
  • La receta admite variedad de acompañamientos como pueden ser una buena ensalada, un vasito de arroz…

.

Ensalada de tomate, queso y cebolla

Ensaladas

Aprovechando esta temporada en la que los tomates abundan en la huerta, no hay día en que no tengan un hueco en la mesa. El tomate, es sin duda, uno de los alimentos en los que mas se nota la diferencia de sabor entre lo que compras y lo que obtienes de la huerta, al menos para una amante de este fruto como yo. Esta vez necesitaba algo rápido y fresquito como entrante y pensé en la siempre rica combinación del tomate con el queso, esta vez curado.


Ingredientes (para dos personas):

  • 1 tomate
  • 4 cortes de queso
  • 1 cebolla blanca
  • Orégano
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico o de módena
  • Sal

Elaboración:

Limpiamos bien el tomate y lo cortamos en rodajas finas. Reservamos.

Cortamos unos aros de cebolla y reservamos.

Colocamos en el plato en capas alternativas, como puede verse en la foto, las rodajas de tomate, los aros de cebolla y el queso.

Aliñamos con una vinagreta hecha con aceite virgen extra, vinagre de módena (3 partes de aceite por una de vinagre), orégano, pimienta y sal.

Notas:

  • He usado queso curado, pero podéis utilizar el queso que prefiráis, semicurado, de nata o para aquellos que prefieran algo mas ligero, queso fresco.

Pimientos rellenos de bacalao

Pescados

Los pimientos en sus diferentes variedaded dan mucho juego en la cocina. Los utilizamos para preparar salsas, para acompañar platos o como hoy rellenos, convirtiendolos en plato principal. Los pimientos del piquillo de Lodosa, asados y pelados sin lavarlos en agua ni sumergirlos en soluciones químicas de ningún tipo, se han convertido en uno de los productos mas codiciados de la huerta Navarra. En esta ocasión he decidido rellenarlos de bacalao, uno de mis pescados favoritos y que creo que aporta mucho sabor al plato.

Ingredientes:

  • 8 pimientos del piquillo
  • 300 gr de bacalao desalado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • Harina y huevo para rebozar

Para la salsa

  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 pimientos del piquillo
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 tomate grande maduro
  • Aceite

 

Elaboración:

Ponemos el bacalao en agua fría y calentamos hasta que hierva. Retiramos el bacalao, lo separamos en tiras, limpiamos de piel y espinas y reservamos tanto el bacalao, como un vasito del agua que hemos utilizado.

Preparamos la salsa pochando en una sartén con aceite de oliva 1 cebolla, un pimiento verde y una zanahoria que previamente habremos picado finamente. Cuando la cebolla este transparente, se añaden 2 pimientos del piquillo picaditos y el tomate maduro sin piel ni pepitas, cocinando la salsa unos minutos mas. Transcurridos 8-10 minutos, añadimos parte del agua que teníamos reservada de la cocción del bacalao y dejamos hervir unos minutos mas.

Trituramos la salsa y la vertemos como fondo en una cazuela de barro donde la mantendremos caliente.

Para preparar el relleno de los pimientos, pochamos 1 cebolla, un diente de ajo y un pimiento verde picados. Cuando esté lista la mezcla, añadimos el bacalao y rehogamos un par de minutos para que los sabores se mezclen.

Con esta mezcla y con la ayuda de una cucharita, rellenamos los pimientos y los rebozamos en harina y huevo y freimos en una sartén con aceite caliente.

Mediante una espumadera para escurrir el aceite, se colocan en la cazuela sobre la salsa caliente y se mantienen alli antes de servir unos minutos a fuego suave moviendo la cazuela a ratos.