Helado de vainilla

Postres

El helado de vainilla, ahora que el calor aprieta, sirve como base para numerosos batidos de frutas, ademas de ser por si solo un buen postre, rico y refrescante. Acostumbrada a comprar barras de helado, nunca había probado a hacerlo yo misma, hasta esta misma semana en que las vacaciones hacen que los días se alarguen y una disponga de mas tiempo. La receta , con nata, leche, vainilla, azúcar y yemas de huevo como ingredientes, es un mix de numerosas recetas que fui leyendo aquí y allá y con el que tuve un buen resultado para tratarse de la primera vez.

Ingredientes:

  • 150 gramos de azúcar glas
  • 1 vaina de vainilla
  • 250 ml de nata
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo

Elaboración:

Cortamos la vainilla a lo largo, raspamos con un cuchillo los granitos y reservamos.

En un bol, batimos las yemas con el azúcar, hasta obtener una crema espesa.

En un cazo, ponemos la leche, la nata y la vainilla que teníamos reservada a calentar hasta que hierva. Una vez que hierva, dejamos templar e introducimos la mezcla en el bol.

Ponemos el bol al baño Maria a fuego medio (no tiene que hervir) y cocemos la mezcla sin parar de remover hasta que espese. Retiramos del fuego y dejar enfriar.

Vertemos en un recipiente e introducimos en el congelador. A la media hora aproximadamente, lo sacamos y rompemos el hielo que se haya formado removiendo la mezcla. Repetimos esta operación 4 veces más. Después, tapamos el recipiente con film y dejamos congelar como mínimo por espacio de 4 horas.

Notas:

  • Es recomendable sacar el helado unos minutitos antes de servir del congelador y reservarlo en la nevera.
  • Se puede acompañar de frutos rojos como frambuesas, de chocolate fundido…

.